TIC

La seguridad en las redes sociales

En los últimos años ha aumentado mucho el número de delitos a través de Internet, un gran número de ellos están relacionados con los adolescentes y se producen a través de las redes sociales.

Las redes sociales se han convertido en uno de los medios de comunicación y de ocio más importante para los adolescentes, pero es recomendable usarlas con precaución ya que se manejan una gran cantidad de datos, muchos de ellos información personal y contenidos visuales como fotografías y vídeos, en su mayoría de menores.

Los principales delitos informáticos y peligros que encontramos en las redes sociales son los siguientes:

  • Perfiles falsos: su principal objetivo es obtener información y manipular a los usuarios a través de simulaciones de personas reales. En el ámbito adolescente es importante no aceptar nunca que alguien a quien no conozcamos o no estemos seguros de que ese sea su perfil, pueda acceder a nuestra información, ya que estos suelen estar relacionados con temas de pederastia y abuso de menores.
  • Pornografía infantil: Internet es uno de los medios principales de intercambio de pornografía infantil y para los pedófilos las redes sociales son los lugares más atrayentes para encontrar e intentar atraer a menores.
  • Robo de información: es uno de los delitos más frecuentes pero que menos importancia dan los usuarios de la red, estos cada vez dan más información, sin preocuparse por los riesgos.
  • Bullying: se han dado mucho casos de adolescentes que son acosados por sus propios compañeros de clase a través de las redes sociales, actualmente hay muchos puntos de ayuda para los niños o adolescentes que tienen esta clase de problemas como la pagina de ayuda de seguridad en internet OSI. Si ocurriese esto el adolescente debería comunicárselo rápidamente a sus padres o a un adulto.

Para evitar cualquiera de estos delitos se proponen algunas recomendaciones como no mostrar información personal del tipo nombre completo, lugar de residencia o pensamientos personales; no aceptar que nadie a quien no conozcamos entre dentro de la gente que pueda visitar nuestro perfil y restringir la privacidad de este al máximo; y, por supuesto, nunca se debe entrar en contacto con nadie a quien hallamos conocidos por la red de forma física, ya que nunca se sabe cuando nos podrían estar mintiendo o se trata de un perfil falso.

Teresa Martínez (alumna de 1.º de Bachiller)

Categorías:TIC

Tagged as: