Categoría: Noticias

Curso para padres: Primeros auxilios

Curso del Samur de primeros auxilios

por Cristina Contreras

En el marco  de la Escuela de padres, se ha propuesto este año, un curso de primeros auxilios impartido por el SAMUR, Primeras actitudes ante el niño  herido o enfermo que ha recibido muy buena acogida por parte de padres y alumnos.

A lo largo del curso escolar, el SAMUR ha dado varios cursos, dirigidos a profesores y alumnos de secundaria.

En el caso de los padres, se realizaron  dos sesiones. La primera, fue una sesión teórica en la sala verde, en la que se dio información sobre cómo y cuándo alertar a los servicios de emergencias,  primeros auxilios, qué actitudes tomar mientras esperamos a la ambulancia y comportamientos tanto activos como pasivos ante las distintas situaciones.

Los temas a tratar fueron seleccionados, por su frecuencia  en los niños, basándonos en la estadística del SAMUR e incluyeron:

  • Pérdida de conocimiento por traumatismo craneal
  • Lipotimia/ Cuadro vagal
  • Hipoglucemias
  • Crisis convulsivas / Crisis epilépticas
  • Hemorragias buco/nasales
  • Caídas y golpes: contusiones, heridas, luxaciones y fracturas
  • Crisis de ansiedad
  • Intoxicación etílica
  • Intoxicación por cannabis

A esta sesión acudieron unas 70 personas, algunas de ellas, alumnos del colegio que querían ampliar  los contenidos del curso que ya habían recibido.

Fue muy dinámico y eminentemente práctico, intentando dejar en cada caso muy claro lo que se debe y lo que no se debe hacer, con un ponente muy ameno, Emilio Benito, enfermero y supervisor del SAMUR, a quien nos gustaría dar las gracias por su interés y dedicación.

Despertaron especial curiosidad e interés,  generando muchas preguntas, los temas de intoxicaciones etílicas y por cannabis, que fueron tratados con todo detalle. Al terminar esta sesión, las personas interesadas, unas 50, se apuntaron para la segunda parte del curso, que se realizó posteriormente en grupos reducidos, de 15 alumnos.

Esta segunda parte consistió en un curso práctico en el que se enseñó a cada alumno a realizar las técnicas siguientes:

  • Reanimación cardiopumonar básica (respiración boca a boca y masaje cardiaco)
  • Posición lateral de seguridad
  • Maniobra de Heimlich (que se utiliza en caso de atragantamiento)

Se trató de un curso personalizado, en el que cada alumno realizo prácticas con un muñeco en el suelo hasta adquirir una dinámica de lo que debía hacer, y en la que pasamos un buen rato tanto alumnos como profesores, en un ambiente muy distendido.

Aunque estas técnicas requieren un reciclaje periódico, también sabemos que en  los momentos en que son necesarias, se recuerda mucho más de lo esperado.

La rotativa

Maquetación, columnas, titulares… ese ha sido el lenguaje de nuestra clase de tecnología los últimos meses. Todo partió de la idea de José Antonio de participar en un concurso para elaborar un periódico digital, siendo periodistas y trabajando como tales gracias a las herramientas que nos ofrecía la plataforma.

Organizados por grupos hemos descubierto nuestro instinto periodístico, ha sido divertido, didáctico, práctico… a veces hasta complicado (cuadrar columnas, elegir contenidos, seleccionar imágenes…) y así, entre todos, nació LA ROTATIVA.

Hemos trabajado por primera vez como un verdadero grupo, el trabajo era de todos y para todos, aportando cada uno lo mejor que tenía: conocimientos tecnológicos, ideas, creatividad, cultura… además de fomentar valores como la tolerancia, el respeto y la colaboración. Ha sido un trabajo dentro y fuera del aula. Hemos hecho entrevistas a personas tan importantes como el director del departamento de Geografía de la UAM, además de tocar temas que nos conciernen a todos como el rastrillo de 4.º ESO, la copa colegial, nuevas tecnologías o la descargas con megaupload.

Os animo a todos a participar en un futuro en proyectos como este, para que saquéis lo mejor que tenéis y descubráis lo bueno que tienen los otros.

Gracias a José Antonio Gómez por habernos guiado a través de esta aventura, a todos mis compañeros por haber trabajado tan bien y a todas las personas que han colaborado y nos han apoyado en este proyecto, muchas gracias.

La Rotativa

Marisa Fernández Vidal 

alumna de 4.º B ESO

 

tuenti

Tuenti es una de las redes sociales más usadas actualmente por nuestros adolescentes en España, y es normal preguntarse sobre la seguridad dentro de esas redes y sobre las distintas aplicaciones o usos que se les puede dar.

Tuenti es una red social cerrada, esto quiere decir que necesitas que alguien que ya esté dentro te mande una invitación para poder entrar. En ella, cada usuario puede elegir el nivel de privatización que contenga su propio perfil; desde que todo incluyendo fotos, comentarios, aficiones, estados, etc… sea público para todo el mundo que lo quiera visitar, hasta que solo pueda ser visitado por los que elija como amigos, pasando por que pueda ser visitados por amigos de los amigos.

No admite el registro de niños menores de 14 años, aunque suele ser habitual que estos falsifiquen sus perfiles para entrar, en este caso, tuenti desactiva la cuenta y pide al dueño de la misma un comprobante de que su edad corresponde a la mínima establecida.

Los usos que más se dan dentro de esta red social son los de comunicarse y compartir cualquier clase de información con otras personas, bien sea por mensajes instantáneos (chat), comentarios en el perfil de la persona o mensajes privados que solo pueda ver la persona a la que lo mandes.

También es posible la subida de material audiovisual, desde fotos hasta videos. En este supuesto, debería controlarse más la seguridad sobre todo si son menores de edad; en caso de que el contenido de alguna foto sea inapropiado o no halla permiso de la persona que aparece en ella siempre puede denunciarse a la plataforma de tuenti y tienen obligación de investigarlo y eliminar la foto o documento; lo mismo ocurre con los perfiles falsos o de contenido poco apto.

Otra de las funciones que ofrece tuenti es la de la creación de eventos y de páginas, en los que no solo se incluyen a tus amigos, sino que son abiertas para toda la red (a no ser que el creador de dicha pagina o evento decida privatizarla) y donde la gente se une por compartir afición o pensamiento hacia algo.

En conclusión, tuenti es bueno siempre y cuando se utilice de forma segura, haciendo caso de sus métodos de privacidad, utilizándola para comunicarse con amigos y familiares y no para otros usos malintencionados, y no introduciendo datos personales que puedan ser robados ni falsificados, ya que la información que se sube a la red, es muy fácil de «hackear» y muy difícil de borrar.

Teresa Martínez

Una mamá solidaria

Miriam Gil pertenece a esa generación de personas que han entendido la importancia de las relaciones públicas y la comunicación en los tiempos que corren. El marketing, las campañas, darse a conocer o vender un producto es fundamental en plenos siglo XXI. Sin embargo, en su caso no hablamos de una multinacional americana, una empresa inmersa en el Ibex 35 o una simple franquicia del momento. Su trabajo como Responsable de Comunicación y Relaciones Públicas lo desempeña en una fundación que nació en el año 2000, y dónde aseguran que «todos los niños merecen que sus sueños se hagan realidad». Es la Fundación Pequeño Deseo. ¿Puede haber algo más hermoso? 

APA: ¿Qué labor desempeña en la fundación?

MIRIAM: En la Fundación mi labor es dar a conocer lo que hacemos en la Fundación a los medios de comunicación y organizar eventos ad hoc a la Fundación, para recaudar fondos y poder seguir cumpliendo «deseos».

A: ¿Qué han logrado en sus once años de vida?

M: En estos once años la Fundación ha podido hacer realidad los deseos de más de 1850 niños, en toda España. La Fundación tiene sede en Madrid y Delegaciones en Barcelona, Valencia y Sevilla y voluntarios que nos permiten trabajar de forma más directa con los niños de los diferentes hospitales pediátricos repartidos por nuestro país.

A:¿Qué objetivos se plantean a corto plazo?

M: Ahora mismo lo que nos planteamos es poder seguir cumpliendo deseos y terminar un Estudio que estamos llevando a cabo con la Facultad de Psicología de Universidad de Complutense de Madrid sobre el efecto de la emociones positivas en niños enfermos. Nos parecía fundamental que desde fueran expertos en psicología pudieran analizar el efecto que produce en el niño y su entorno el cumplimiento de un deseo.

A: ¿En qué consiste exactamente su trabajo?

M: Te refieres al de la Fundación? La Fundación Pequeño Deseo tiene como labor social cumplir los deseos de niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico con el fin de darle apoyo anímico.

A: ¿Qué ocurrió para que en 2005 dijese: Miriam, tienes que darle un giro a tu vida profesional?

M: Lo cierto es que ser madre cambia la vida de cualquier mujer, pero si además tienes un trabajo en el que no entienden que ser madre no significa no ser profesional, pues te planteas muchas cosas. La verdad que trabajar en una ONG no fue mi primer planteamiento, buscaba un trabajo compatible con mis hijos. Mi hermana trabajaba en una agencia de publicidad y me comentó que en la ONG con la que ellos colaboraban, estaban buscando un responsable de comunicación, y allí fui. En la entrevista me pareció un trabajo tan bonito que pensé si no trabajo con ellos colaboraré seguro. Pero tuve la gran suerte, porque para mí es una suerte trabajar en la Fundación. Es el único trabajo en el qué recibes muchísimo más de lo que das, me considero una afortunada.

A: En su día a día, ¿tiene trato directo con los más pequeños?

M: Mi día a día es más de oficina, pero evidentemente trato con los niños cuando organizamos alguna actividad en el Hospital. El trato directo con los niños lo tienen las personas responsables de proyectos, que son psicólogas, y saben cómo enfrentarse a momentos difíciles de una manera profesional a la vez que cercana y con un máximo de respeto.

Sí que hay veces que acompaño al Hospital, porque sino vives lo que haces, como vas a trasmitirlo? Es imposible.

A: Debe resultar difícil trabajar en un proyecto tan bonito a la vez que desgarrador…

M: Evidentemente hay mejores y peores momentos, pero me quedo con la sonrisa del niño cuando ve cumplido su deseo y con la cara de satisfacción de los padres. Es maravilloso poder tener un trabajo así. La mejor recompensa es la cara de alegría de los niños, es nuestra gasolina para seguir adelante!!!

A: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento en estos 6 años en la Fundación Pequeño Deseo?

M: El mejor momento fue cuando forme parte de este gran equipo de personas que forman la Fundación, porque la Fundación la forman las personas que trabajan en ella, y la verdad son grandes personas y el peor… sin duda es cuando algún niño nos deja para siempre.

A: Aseguran haber llevado a cabo más de 1800 deseos… ¡Son muchos!

M: Son 1800 historias de superación en la que cada una de ellas tiene un protagonista diferente y especial. 1800 deseos que hemos podido hacer realidad gracias a muchas personas que se unen a nuestra causa y nos ayudan a hacer realidad los deseos. En el fondo son 1800 momentos de unir voluntades, porque en el fondo unimos voluntades.

A: ¿De qué tipo de deseos hablamos?

M: Los deseos son tan variados como la propia imaginación de los niños. Ser bombero por un día, viajar al País de Nunca Jamás, tener una mascota, volar en helicóptero, ver el mar o conocer a su ídolo deportivo.

La Fundación trabaja por alejar al niño y a su familia de la rutina diaria que están forzados a vivir a causa de la enfermedad. Supone una inyección de combustible para seguir luchando.

A: ¿Cuál es el deseo más estrambótico, llamativo o curioso que usted recuerde?

M: Recuerdo un niño, que cuando lo conocimos en el Hospital, llevaba siempre en la mano un camión de juguete de coca-cola, después de varias visitas y de conocer su deseo, su deseo era ¡¡¡ montar en un camión de verdad como su camión!!! , en un camión de coca-cola. El deseo fue muy chulo, fuimos a coca-cola y se convirtió en el ayudante de un repartidor de Coca-Cola, se montó en un camión igual que el que llevaba siempre con él.

A: ¿Y aquel que recuerde con cariño, que fuera emotivo o pensara: «¡Todo esto no puede ser más gratificante!»

M: Todos los deseos son bonitos, pero igual me acuerdo de alguno de una manera especial. Recuerdo el deseo de Esther, quería ser Pretty Woman por un día. Fue maravilloso preparar el deseo para que todo fuera tal y como ella lo había soñado, lo más bonito, y creo que por eso no me olvido, era ver la cara del papá de Esther, que nunca había salido de compras con ella, y no te puedes imaginar cómo disfrutó de ver a su hija tan feliz.

A: Su trabajo, en parte, es lograr que esos deseos se lleven a cabo, ¿no? Búsqueda de financiación, voluntariado, publicidad en prensa…

M: Si es parte de mi trabajo. Por un lado buscar la manera de involucrar a la sociedad mediante eventos destinados a la recaudación de fondos. Para nosotros es muy importante que las personas que se sienten identificados con nuestra causa, y nos ayudan, mantener un contacto directo con ellos y contarles lo que hacemos con las ayudas económicas que recibimos. Lo importante es que se sientan parte de la Fundación.

En cuanto a medios de comunicación, cuidamos mucho el mensaje, es muy importante trasmitir lo que hacemos para darnos a conocer, pero mucho más tratar con el máximo respeto a los protagonistas de nuestra labor.

A: ¿Qué le diría a aquellos que quisieran colaborar con ustedes?

M: Que entren en nuestra web: www.fpdeseo.org que vean lo que hace la Fundación y el porqué y que contacten con nosotros. Insisto en el fondo desde la Fundación lo que hacemos es unir voluntades para poder hacer nuestro trabajo

A: Como madre, ¿en qué nota que haya cambiado su vida después de llevar 6 años trabajando con la fundación?

M: Lo que realmente ha cambiado es lo importante que es valorar la salud, lo importante que es la actitud positiva en el día a día, vivir todos los días con ilusión y con ganas de superación. Cuando llego a casa con los niños del cole, me doy cuenta de lo afortunada que soy y doy gracias a Dios por ello.

A: Imagino que en casa Pablo y Candela la tienen idolatrada…

M: No… que va, idolatrada no, lo que sí que es cierto es que creo que mis hijos se dan cuenta de que hay otras realidades. Pablo es más mayor y entiende perfectamente lo que hace la Fundación, además, es el socio más joven que tenemos, ahorra su cuota de 10 euros, y se siente parte de los deseos que cumple la Fundación. Candela aun es pequeña, pero muchas veces la cuento cómo ha sido algún deseo y dice que las varitas de la Fundación son mágicas, ¿verdad mami?.

A: Por cierto, a nivel personal, ¿qué deseos le gustaría que se vieran cumplidos?

MIRIAM: Ver crecer a mis hijos sanos.

Ha sido un placer.

Entrevista realizada por Álvaro Montero