Colegio

Servicio de comedor

Visita a las instalaciones del comedor.

En el mes de diciembre realizamos una visita a las instalaciones del comedor del Colegio.
Durante esta visita observamos que el comedor está muy organizado por el personal, los flujos de niños están controlados, los comensales están organizados por cuadrantes en función de su curso e incluso el nivel de ruido es adecuado, teniendo en cuenta la cantidad de niños que están comiendo a la vez. Los alumnos pasan con las bandejas por la línea caliente, excepto los más pequeños (educación infantil, 1º y 2º de primaria) a los que se les sirve la comida en las mesas justo antes de que se sienten. Los niños de infantil cuentan con su comedor propio donde el ambiente es muy tranquilo y ordenado.
Todo el personal lleva su uniforme adecuado a las normativas, con gorro y bata. Los más pequeños tienen su propio personal, pendiente en todo momento del buen funcionamiento de mismo.
El control de alergias es máximo, ya que los niños con alergias tienen sitios específicos con su foto y una clara indicación de sus alergias. Además de este sistema, las bandejas de los niños con alergias son de plástico, diferenciándose así del resto de menús sin alergias. becedd3f-df67-424e-866c-4241e66ea5de
En cuanto a la cantidad de comida que se sirve en la bandeja, nos indican que están estudiadas para que sea adecuada para la edad de cada niño, aunque ellos tienen la posibilidad repetir si lo desean. El estudio de estos menús, la composición y cantidad es el motivo de que nos niños deban acabar la comida de sus bandejas para poder salir el comedor, medida que algunas veces no convence del todo a los niños, especialmente con ciertos alimentos, pero que los padres debemos apoyar para que su menú sea siempre completo y variado.
En resumen, ha sido una visita muy satisfactoria, donde hemos podido comprobar que el
comedor tiene unas normas bien establecidas que generan un servicio que funciona
perfectamente.

Prueba del menú de comedor de Scolarest.

El pasado día 20 de febrero la APA y los padres representantes fuimos invitados por el servicio de comedor y Scolarest a probar el menú de ese día. Este mismo menú es el que comparten los alumnos y la comunidad religiosa del colegio.
Todos los que acudimos a la comida quedamos encantados con el menú, los sabores y texturas eran muy buenos y quedamos convencidos de la calidad de la comida y la originalidad en la elaboración. d01e9874-b494-4b22-b0ef-ae9cf7bac06f (1)
Ese día tocaba un menú con toque internacional, ya que nos comentan los responsables de Scolarest que una de sus filosofías es abrir la mente de los niños a nuevas experiencias gastronómicas, ofrecerles olores y sabores diferentes jugando con las especias e invitarles a probar nuevos sabores. Esta técnica además, facilita la reducción del uso de la sal, potenciando los sabores de otras maneras más saludables.

Uno de los aspectos en los que basan su filosofía, es el intento de hacer todo lo posible casero, es decir, en las instalaciones de cocina, y cuando algunos productos no es posible que sean preparados por ellos (bien por normativa, bien por ejecución), le aportan un toque casero, como por ejemplo, un caldo o una salsa que sí se prepara en el colegio para acompañar ese producto. Nos agradó mucho saber que productos que se toman tradicionalmente fritos, por ejemplo los san jacobos, aquí son preparados al horno, dándoles previamente una pincelada de aceite de oliva uno por uno. a5a91468-9dd3-4c8c-8d69-b55aec38460b
Preguntamos por el menú de alérgenos, e incluso una de las madres que nos acompañaba pidió un menú sin gluten, y según nos ha comentado, le gustó mucho. Nos comentan que harán lo posible para que el menú de alérgenos sea lo más parecido posible al menú sin alergias.
La visita fue muy satisfactoria, tanto por la calidad del menú que nos encontramos como por la actitud de sus responsables. Nos han transmitido que no sólo quieren alimentar a nuestros hijos, además quieren enseñarles a comer bien, variado y saludable, para que estén dispuestos siempre a probar cosas nuevas, para que sepan comer bien y evitar así la obesidad y para que la comida sea una experiencia. Se ofrecieron a hacer actividades más abiertas para que más familias puedan conocer su sistema e incluso talleres para los niños, os iremos informando de dichas actividades cuando sea viable su organización.